MEDITACIÓN CAMINANDO POR LA PAZ EN BARCELONA – 14 de septiembre de 2017

Jueves, 14 de Setiembre a las 18.30h  –  Plaza Santa Caterina 

 

Cada vez que pongo mis pies en la Tierra me comprometo, querida Madre, a ser consciente de que estoy caminando sobre ti. Cada vez que pongo los pies sobre la Tierra, tengo la oportunidad de estar en contacto contigo y con todos tus prodigios… No estás sola, querida Madre, debajo de mí, sino también en mi interior… …Tú deseas, querida Madre, que vivamos con más conciencia y gratitud, y esto es algo que podemos hacer generando la energía de la atención plena, la paz, la estabilidad y la compasión en nuestra vida cotidiana. Por eso me comprometo ahora a devolverte tu amor y plenitud depositando mi amor y ternura en todos los pasos que dé sobre ti. Cuando camino, no solo estoy haciéndolo sobre la materia, sino sobre el espíritu.”

“Pero ¿cómo amar a nuestro enemigo? Solamente hay una manera: comprenderlo. Tenemos que comprender por qué es de esa manera, cómo ha llegado ahí, por qué no ve las cosas como nosotros. Comprender a una persona lleva implícito el poder de amarla y aceptarla”

       Maestro Zen Thich Nath Hanh

 

Nuestra Tierra sufre y no se revela.

Camina en Paz por todo, por todos, por nuestra Tierra.

Somos Tierra, somos su aire, su agua, su alimento.

Debemos respirar, respirar profundamente.

Para que nuestra Tierra sane.

Sin discriminar por motivos de raza o sexo. Sin dividir por ideologías o credos.

Sin escoger por motivos políticos, de interés o ganancia.

Practicando la generosidad sin pensar que alguien es generoso.

Siendo amables sin denotar “soy amable”.

Ofrecer compasión sin “yo” ser compasivo. Compasión, solo compasión.

Actuar con libertad y espontaneidad,

Sin estar atados a prejuicios, opiniones preconcebidas ni tomar partido.

Respirar para “Fluir como un rio”.

Ser paz. Ser amor. Ser comprensión.

La  mirada más allá del beneficio.

Sin intención.

Superponer amor al odio.

Ofrecer paz ante la guerra.

Proponer benevolencia frente a la violencia.

Aquello que está sucediendo en el mundo es lo que está sucediendo también dentro de nosotros, y viceversa.

¿Puedes quedarte sentado en tu templo que no ha sido bombardeado? Acompáñanos.

 

Caminaremos en paz y en silencio, todos juntos, acompañando a los monjes de Plum Village,  con los Amigos del Desierto y con quienquiera que desee unirse a la Paz.