Camino El Camino

A diferencia de otros compañeros de la sangha española no he visitado Plum Village ni he tenido contacto directo con Thay. Hace apenas un año conocí la práctica de Thich Nhat Hanh a través de Internet, al regresar a casa tras un par de semanas haciendo el Camino de Santiago.

Me llegó directamente la calidez de su mensaje, la sencillez y humildad del maestro, su carácter práctico y esa obstinada invitación que nos transmite a estar presentes en el aquí y el ahora.

Con entusiasmo he seguido las enseñanzas del maestro y profundizado en ellas, lentamente y disfrutando cada paso he confirmado la utilidad en mi vida de atender conscientemente mi respiración, emociones, pensamientos, palabras… sobre todo en una vía de acción.

En esta toma de contacto el hecho de haber compartido diferentes encuentros o retiros con dos de las sanghas situadas en Andalucía – Granada y Sevilla – ha sido sin duda el nexo más cercano con la propuesta de Thay, disfrutando del valor de la comunidad y del compartir juntos el camino del aprendizaje.

En unas semanas tendré la oportunidad de participar durante unos días de la presencia del maestro y compartir la práctica junto a la gran comunidad que se reúne cada verano en el retiro de Plum Village.

El camino es la meta y me siento feliz de haber hallado a Thay conforme daba pasos desde y hacia mi hogar, así como de haber tomado consciencia de la comunidad de seres que intersomos en este paseo por la vida.

– Antonio Zafra, Zuheros (Córdoba)