La Sangha de Madrid

Sangha de Thich Nhat Hanh Madrid

Donde reside mi práctica

En la Sangha… es el refugio, el lugar en el que estoy segura, me siento acogida y, de alguna manera, me siento libre para expresarme tanto en la alegría (cuando ésta me desborda), como en el dolor, la duda o la angustia cuando me visitan. La Sangha, además de ser un espacio físico en el que nos encontramos cada semana, tiene su propio espíritu que  camina conmigo y alienta mi práctica. No sería fácil mantenerme yo sola dentro de  esta  hermosa enseñanza que nos transmite Thay, y que incluye, mucho más que excluye, todo aquello que tiene lugar en nuestro corazón.

Desde hace cinco años nos venimos encontrando semanalmente todos los jueves, a primera hora de la tarde, en la calle Guerrero y Mendoza nº 44. En un principio, empezaron reuniéndose Juan, Rosa, Ana y Gabriel, en una de sus casas. En cuanto supe de su existencia me uní a ellos.

Siempre, a mi regreso de Plum Village, se despertaba la necesidad de tener una Sangha en Madrid, porque, pasado un tiempo, el espíritu de PV, de alguna manera se desvanecía.  La energía de la ciudad es demasiado poderosa y, después de unos meses, mis hábitos se encaminaban de nuevo hacia el ajetreo que me rodeaba y, de nuevo, me perdía en su ritmo. “Ni aquí ni allí”,  sola, meditando en casa cada mañana… por mucho empeño que le pusiera, ¡¡no era suficiente!!.

Necesitaba la ayuda  de la  Sangha, ella me da el soporte necesario para fortalecer mi práctica así, al menos, una vez a la semana trato de conectar con lo que reconozco como mi verdadera esencia.

Empezamos siendo cinco pero a día de hoy, superamos los treinta, aunque nunca  estamos todos; tan sólo en alguna ocasión especial en la que hemos disfrutado de la presencia de alguno de los monjes. Nuestras reuniones consisten en una meditación guiada basada en los textos de Thay; una meditación caminando por la sala, durante aproximadamente quince minutos, otro periodo de meditación en silencio, y un espacio dedicado a compartir, siempre, si lo deseamos, cualquier cosa que queramos comentar, (bien puede ser de la meditación del día o de cualquier otro tema  que necesitemos compartir).

En este espacio, tratamos de hablar desde el corazón, y de escuchar atentamente a aquel que esté hablando. Este es  el momento donde realmente nos sentimos acompañados, incluso queridos, puesto que tenemos la oportunidad de  expresarnos tan libremente como seamos capaces,  sabemos que aquí no somos juzgados y sí aceptados. Esto es algo hermoso a lo que estamos agradecidos y que  compartimos entre todos.

– Encarni, Madrid

2 pensamientos en “La Sangha de Madrid

  1. Karma

    Hola querida sangha,
    Aquí una amiga de la sangha de Barcelona, os saluda y comparte vuestra publicación.
    Bruno, estás fenomenal! Y esta compañera rubia, con acento argentino que conocí en el retiro de Altea…aun tenemos pendientes mensajes de los sueños!
    Un lotus de luz, paz y amor

    Me gusta

  2. aurora conde

    Les envío un saludo con mucho cariño y celebro esas reuniones… que sigan caminando, compartiendo y mucho más…

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.